HILOS FUERTES

​Veo que vivimos un tiempo donde es necesario nadar en contra de la corriente, aunque una enorme pregunta es ¿en contra de cuál corriente? Ahora no quiero responder esa pregunta sino que quiero enfocarme en el tipo de mentalidad que necesitamos para “nadar en contra de la corriente”. Sabemos del salmón nadando de regreso a casa, ¿cómo podemos cultivar en nosotros dicha actitud?

Quizá si tuviesemos que regresar a los procesos artesanales de la vida, como la fabricación del hilo de lino, uno de los pocos que resistía el telar, porque la urdiembre se mantiene bajo tensión continuamente durante el proceso de tejer, por eso el hilo debe de ser fuerte y resistente. 

 Para producir lino de alta calidad se tenia que arar la tierra, sembrar, cultivar, cosechar, seleccionar, remojar, machacar, e hilar…mucho esfuerzo, mucho tiempo,  nada instantáneo, nada cómodo, nada sencillo.

              Procesos que forjan carácter.
Me parece que necesitamos más de esos. 
Para producir “hilos fuertes y resistentes que soporten tensión continua” mientras Dios teje su obra de arte en la historia de la humanidad.

Reflexión sobre la paz

​Paz.

Elemento en la vida sin el cual es imposible prosperar/edificar. 

Entre más convulsionado esta el mundo mayor es el clamor pidiendo/deseando paz. Recordemos que la Biblia deja muy claro que el fundamento de la paz es la justicia. En muchas ocasiones, aparentemente hay paz sin justicia- esto es represión, no paz. 
La Biblia tambien deja claro que hay muchas cosas que cada persona puede hacer para contribuir a que haya paz:

1. Orar por nuestras autoridades.

2. Actos de misericordia hacia los pobres, viudas, huerfanos y extranjeros.

3. Un caminar en rectitud y justicia en cada area de nuestra vida ( empezando dentro de la familia).
Pido a Dios nos de la gracia necesaria para pasar tiempos a solas con Él, para que ordene nuestro corazón, y el Espíritu Santo pueda tomar su lugar como director de nuestros pasos.
Vienen tiempos muy rudos, y sólo por medio de una profunda comunión con Jesucristo podremos tener esa paz, que sobrepasa todo entendimiento en medio de las grandes tormentas que nos tocaran enfrentar.
Pido a Dios nos dé oídos para oirle y un corazón para obedecerle.

Devocional. 2 de agosto, 2016.

Aca tuvimos a un burrito una temporada, su nombre: Filemón. Alli descubri que los burros pueden ser muy tiernos, sociables e inteligentes aparte de fuertes. ¿Por que entonces usamos la palabra “burro” como derrogativo? Porque son muy necios. No son dóciles. No es fácil guiarlos.
Estoy llegando a entender que cuando el corazón bombea orgullo, unas compuertas cierran los oídos y nos es imposible escuchar consejo, recibir dirección.
La medicina para esta enfermedad es: humildad.
Un reconocimiento de que nuestra sabiduria e inteligencia tienen límites.
Contraste:
“¡Ay de los sabiis en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!”. Is. 5:21
“Si quisieres y oyereis, comeréis el bien de la tierra” Is. 1:19

Devocional. 10 de agosto.

Anoche lei Is. 12, hoy en la mañana lo volví a leer. Interesante notar que aniche subraye el versículo 2:
He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAB Jehová, quien ha sido salvación para mí.
Sin embargo, no subraye el versículo 1:
Cantaré a tu, oh Jehivá; pues aunque te enojaste contra mí, tu indignación se apartó, y me has consolado.
“Curioso” como vamos “recortando” la Biblia para quedarnos con un dios hecho a nuestra medida. 
Que Dios nos de gracia para aceptarlo tal y como El es.

Devocional. 5 de agosto.

Esperaré, pues, a Jehová, el cual escondió su rostro de la casa de Jacob , y en él confiaré. Is. 8:17
¿cuantos podemos/podremos reaccionar así en tiempos de escaces? ¿Que podemos hacer para fortalecernos y poder reaccionar así? El profeta dice: ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto es porque no les ha amanecido. Is.8:20

O sea: leer la Biblia y experimentar comunion con Cristo nos lleva a tener luz (entendimiento de quien es El y quienes somos nostros para El) que nos permite confiar en Dios en medio de la crisis mas severa.

 No porque supla nuestra necesidad sino porque entendemos que nuestra vida va mas alla de dicha necesidad.

En contraste con los que no han cultivado su fe:

…y acontecerá que teniendo hambre, se enojarán y maldecirán a su rey y a su Dios…y serán sumidos en las tinieblas Is. 8:21-22
Debemos entender que la crisis economica nos va a afectar a todos de una u otra manera. Tenemos que ir haciendo haciendo algunos ajustes, sobre todo en nuestras expectativas de lo que Dios debe hacer “a nuestro favor”