Fwd: por favor compartir con Lic. Ichin y Lic Reynaldo

En noviembre del año pasado pedí mi cambio de coordinación, se abrió una nueva coordinación en Teopisca y el tener a la oficina a un paso implica muchas ventajas en el aspecto administrativo, pero algo que debería poder hacerse en 30 minutos se ha convertido en una lucha de meses. La razón es triste: afecta “las metas”$ de la coordinación que dejo. A pesar de haber escrito una solicitud con firmas tanto mías como de los alumnos no hemos tenido la respuesta esperada. El viernes pasado ya me avisaron que yo, la otra maestra y una parte de los alumnos habíamos sido liberados, otra parte de los alumnos sigue secuestrada (los que están cerca a graduarse $$$). Así que escribí esta carta para los coordinadores implicados, y también les avisé que de ser necesario viajaría a Tuxtla para presentar mi queja a la dirección.
No sé que siga en ese capítulo, pero la carta me gustó así que se las comparto.
Dios nos bendiga a todos.
Beatriz

En esta carta quiero que nos detengamos a evaluar la trascendencia de nuestro actuar con rectitud en el traslado de los alumnos a la coordinación de Teopisca.
Ahorita, quiero dejar a un lado “el sistema, el proceso, si son de oportunidades, si falta info”… disipemos todos esos inconvenientes por unos minutos; en lugar de ello pensemos en algún desfile del 20 de Nov. que hayamos celebrado, y/o de una “tradicional fiesta mexicana” del 16 de Sep. ¡Qué lindas las charreadas! ¡Qué deliciosos los antojitos! ¡Qué emoción ver el verde, blanco y rojo por todos lados!
                                                   “¡Viva México!”
                                                                             “¡Qué viva!”
¿Alguna vez han tenido oportunidad de ir a Puebla? ¿Visitado la casa de los Hnos. Serdán? Ahora en esa calle hay muchas tiendas de dulces típicos así que cuando uno va el ambiente es turistico, de relax. Pero hubo un día en que esas calles estuvieron salpicadas de sangre, entre ellos la de tres hermanos que creían que México podría ser un lugar de libertad.
Disfruto aprender, me es un deleite ver como el conocimiento que adquiero se convierte en una herramienta para disfrutar mi vida, para sacarle jugo a cada momento. Mi pasión de enseñar viene de desear que otros tengan ese mismo privilegio, no importando su raza o estatus social. Amo enseñar tanto como aprender.
Mi intención al llegar a Teopisca era el dedicarme a la agricultura…pero el peso de la pobreza a mi alrededor me sofocaba y empecé a enseñar. Primero a Doña Paula que no sabía leer: “No puedo ir a ningún lado sola porque no sé leer.” Luego a su hijita menor, que ahora ya es adolescente, toda una señorita. Poco a poco mi casa se ha ido convirtiendo en una escuelita. Ya tenemos tres salones, todos tienen un librero con cuentos y material didáctico. Pero lo mejor son los alumnos: Doña Catita con su cabellera blanca y sonrisa traviesa que de rato en rato pasa para regalarme un aguacate o unos guineos. Mari, es huerfana, aprendió a leer con nosotros y ahora está sufriendo con la aritmética pero sabe que yo le tengo una paciencia enorme, ella no puede venir seguido, con frecuencia le piden que se quede hasta tarde en su trabajo, pero poco a poco estamos avanzando. Alicia, nació con labio leporino, no es de sorprendernos que no haya podido seguir en la escuela “normal”; pero es muy inteligente y decidida. Andrea es paralitica, yo tengo que ir a su casa… que interesante,  mis alumnos son los que no han tenido oportunidad en otro lado.
Me gusta el INEA, me gustan sus libros y me gusta el que nos permite darles la oportunidad a estas personas de tener lo que no pudieron tener antes. No todos los paises del mundo tienen algo así ¿lo sabían? Realmente somos privilegiados, ahora más, con la prepa y uni en línea de la SEP. Me emociona saber que mis alumnos tienen un camino por el cual caminar, es real, está allí, no es un sueño, no es ficción y no es inalcanzable.
Sin embargo, no es un camino sin obstáculos y me pregunto cuantos de ellos realmente lo van a transitar. Hay diferentes obstáculos, como el tener que trabajar para poder aportar a la familia; a la mayoría les puedo encontrar solución…pero, hay un dragón que no sé si logremos vencer: la corrupción.
Me asusta. Honestamente me asusta mucho. Al llegar no entendía porque los padres de familia no apoyan a sus hijos en los estudios, voy entendiendo. Han visto que para muchos ha sido un esfuerzo “en vano” porque llegado el momento tu firma no vale nada, tu solicitud no es nada.
Estos días he estado entendiendo lo que este pueblo vive, a mi no me había tocado vivirlo, antes mi firma ha tenido fuerza, ahora está siendo ahogada. Yo tengo la fuerza y los conocimientos para decir “Me voy a Tuxtla”, pero empiezo a entender la apatía de mis vecinos. Ellos no tienen esa fuerza ni ese conocimiento. También empiezo a entender la razón de la existencia de organizaciones como la ONPP etc. La necesidad del tumulto para “ser escuchados”.
¡uf! ¡qué susto!
Y ahora ¿que hago?
Recuerdo.
Los recuerdos son importantes.
Recuerdo el día en que le tuve que  preparar a una alumna para un concurso de oratoria, vivíamos en Puebla. Ella le tenía tanto miedo al concurso que en sus ensayos lo hacía debajo de la mesa… entonces le hable de la importancia de matar a los dragones de nuestra vida, de ser valientes y sacar una espada y cortárles la cabeza. Ella me contestó que las mujeres no cazan dragones. La miré firmemente a los ojos y le hable de Carmen Serdán. Mi alumna ganó algunos concursos de poesía y de oratoria.
Gracias a mujeres como Carmen Serdán y Josefa Ortiz de Dominguez tenemos un México en el cual tenemos libertad, una Constitución Política y a todos los habitantes se nos reconoce como personas. No todos los países del mundo tienen esto ¿lo sabían?
A veces nos acostumbramos tanto que se nos olvida que es un gran privilegio. Los privilegios se pueden perder ¿lo sabían? Es cierto, muchos paises que han sido libres han llegado a terminar en dictaduras y aunque pareciera que fue algo que ocurrió de la noche a la mañana, en realidad fue todo un proceso, un camino que se fue pavimentando poco a poco, cada vez que no se fueron respetando peticiones, cada vez que se fueron ahogando firmas.
Verde        Blanco       Rojo
Verde= esperanza
Blanco= unidad
Rojo= la sangre de Carmen Serdán y muchos más.
Honremos esa sangre, esas vidas derramadas para comprar nuestra libertad. Trabajemos en unidad para traer esperanza real a muchas vidas en nuestra comunidad.
                                         Es posible, realmente lo podemos hacer.
No es difícil respetar la voluntad de los demás.
Qué Dios nos dé gracia para preservar nuestra libertad.
Respetuosamente,
Beatriz Gasca Yáñez
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s